Personal site - EL DÍA EN QUE CRISTO RESUCITÓ:
Lunes, 2016-12-05
My site
Site menu
Statistics

Total en línea: 1
Invitados: 1
Usuarios: 0
Login form
Catadores de la Palabra en Google+

EL DÍA EN QUE JESUCRISTO RESUCITÓ.

 

El estudio de la resurrección de Jesucristo ha de ser algo para el deleite de nuestros corazones, para nuestra  alegría y regocijo. Pero antes de estudiar específicamente acontecimientos que tenemos escritos en la Biblia acerca del primer día de la resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, y acerca del resto de los cuarenta días que Cristo anduvo resucitado sobre la tierra, veamos cómo es que su resurrección repercute en nuestras vidas, y cómo es el acontecimiento necesario para que nosotros hoy en día tengamos los que tenemos de parte de Dios: 1-el don de espíritu santo con sus nueve manifestaciones, 2-la salvación recibida por gracia, y 3-la vida eterna, entre muchas otras cosas.

 

La vida eterna:

 

2 CORINTIOS 4

14 sabiendo que el que resucitó [levantó] al Señor Jesús, a nosotros también nos resucitará [levantará] con Jesús, y nos presentará juntamente con vosotros.

 

FILIPENSES 3:20-21

20 Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo; 21 el cual transformará [metaskematidzo] el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante [summorfon] al cuerpo de la gloria suya, por [la eficacia (energeia) d]el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas.

 

ROMANOS 6:5-9 y 22

5 Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección [anastaseos]; 6 sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que el cuerpo del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado. 7 Porque el que ha muerto, ha sido justificado del pecado. 8 Y si morimos con Cristo, creemos que también viviremos con él; 9 sabiendo que Cristo, habiendo resucitado [sido levantado] de los muertos, ya no muere; la muerte no se enseñorea más de él...

22 Mas ahora que habéis sido libertados [Eleutherotentes: libres de servidumbre o esclavitud, de obligaciones y restricciones] del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.

 

Al inicio de la segunda venida de Cristo (en las nubes), los muertos en Cristo volverán a vivir:

 

1 TESALONICENSES 4:13-14

13 Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. 14 Porque si creemos que Jesús murió y resucitó [anaste], así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él.

 

(Un estudioso de la Biblia que vivió en Inglaterra a principios de 1900, el Dr. Bullinger escribió:

"Es la realidad de la segunda venida de Cristo la que pone a todas las cosas en su lugar")

 

Y los de Cristo que aún estén vivos cuando Cristo venga en las nubes, serán transformados:

 

1 CORINTIOS 15:51

He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, 52 en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. 53 Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad.

 

El don de espíritu santo (con sus 9 manifestaciones):

 

HECHOS 2:33

Así que, exaltado por [a] la diestra de Dios, y habiendo recibido [laboon] del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís.

 

Salvación (y sanidades físicas, como parte del Don de espíritu santo):

 

HECHOS 4:10-12

sea notorio a todos vosotros, y a todo el pueblo de Israel, que en el nombre de Jesucristo de Nazaret, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó [levantó] de los muertos, por él este hombre está en vuestra presencia sano. 11 Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo. 12 Y en ningún [ouk] otro [allos] hay salvación; porque no hay otro [heteros] nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.


Remisión de pecados:


HECHOS 10:40-43

40 A éste levantó [egeirein] Dios al tercer día, e hizo que se manifestase; 41 no a todo el pueblo, sino a los testigos que Dios había ordenado de antemano, a nosotros que comimos y bebimos con él después que resucitó [anastanai] de los muertos. 42 Y nos mandó que predicásemos al pueblo, y testificásemos que él es el que Dios ha puesto por Juez de vivos y muertos. 43 De éste dan testimonio todos los profetas, que todos los que en  él creyeren, recibirán perdón [remisión] de pecados por su nombre.

 

Nos vivifica:


ROMANOS 8

11 Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará [dzoopoiesei] también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros.

 

(vivificar = tener una nueva fuente de poder (interior), recibir nuevas fuerzas, desde ahora y hasta la eternidad)

 

Nos tiene reservado un lugar seguro a la diestra de Dios:

 

EFESIOS 2:4-7

4 Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, 5 aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo [sunedzoopoiesen] (por gracia sois salvos), 6 y juntamente con él nos resucitó [levantó], y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, 7 para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad [benignidad] para con nosotros en Cristo Jesús.

 

Nos libra de la ira venidera:

 

1 TESALONICENSES 1:9-10

9 porque ellos mismos cuentan de nosotros la manera en que nos recibisteis, y cómo os convertisteis de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero, 10 y esperar (anhelantes) de los cielos a su Hijo, al cual resucitó [levantó] de (entre) los muertos, a Jesús, quien nos libra [jruomenon: Es quien nos rescata, Es nuestro Libertador] de la ira venidera (se refiere al apocalipsis).

 

Nos tomó para sí mismo:

 

GÁLATAS 1:3-4

3 Gracia y paz sean a vosotros, de Dios el Padre y de nuestro Señor Jesucristo, 4 el cual se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos [exeletai: tomarnos como heredad de él sacándonos del peligro] del [de entre el] presente siglo [aionos: mundo] malo, conforme a la voluntad de nuestro Dios y Padre

 

-------------------------------------------------------------------------

La Resurrección de Jesucristo, Introducción:

 

HECHOS 1:1-5

1 En el primer tratado, oh Teófilo, hablé acerca de todas las cosas que Jesús comenzó a hacer y a enseñar, 2 hasta el día en que fue recibido arriba, después de haber dado mandamientos por el Espíritu Santo a los apóstoles que había escogido; 3 a quienes también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios. 4 Y estando juntos, les mandó que no se fueran de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre, la cual, les dijo, oísteis de mí. 5 Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días [10 días desde su Ascensión hasta Pentecostés].

 

JUAN 20:29-31

29 Jesús le dijo: Porque me has visto [resucitado], Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron [sin ver creerán].

30 Hizo además Jesús [resucitado] muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. 31 Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.

 

1 CORINTIOS 15:3-7

3 Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; 4 y que fue sepultado, y que resucitó [fue levantado] al tercer día, conforme a las Escrituras; 5 y que 1) apareció a [ofte: fue visto por] Cefas [Pedro], 2) y después a [por] los doce. 6 3) Después apareció a [ofte: fue visto por] más de quinientos hermanos a la vez, de los cuales muchos viven aún, y otros ya duermen (han muerto). 7 4) Después apareció a [ofte: fue visto por] Jacobo; 5) después a todos los apóstoles; 8 y 6) al último de todos, como a un abortivo (como a uno nacido fuera de tiempo), me apareció a [ofte: fue visto por] mí.


[En un libro histórico escrito por aquella época (Antigüedades 18:3:3) por Flavio Josefo (quien vivió del 37 al 95 D. C.) se señala lo siguiente:

 

"Se levantó por aquel tiempo Jesús... Y cuando Pilato, a sugerencia de los principales hombres de entre nosotros, le condenó a la cruz, aquellos que le amaron desde el principio no se dispersaron debido a que él se les apareció vivo de nuevo al tercer día..."]


Orden de los acontecimientos escritos sobre el primer día de la resurrección de Jesucristo:

 

1-     Antes de la puesta del sol del día de reposo semanal (estaba por terminar el Sábado 17 de Nisán del año 28 D.C.) hubo un gran terremoto y la gran piedra que cubría la entrada del sepulcro fue removida a una distancia considerable por un ángel del Señor que se sentó sobre la piedra. Los guardias quedaron como muertos (Mt. 28:2-4). Fue en este momento que Jesucristo fue resucitado por Dios.

 

2-     Cristo Jesús resucitado visitó victorioso a los espíritus diabólicos que provocaron el diluvio, los que trataron de acabar con el género humano, y que ahora se encuentran encarcelados (1 Pedro 3:18-20).

 

3-     María Magdalena fue a visitar el sepulcro antes de la salida del sol del Domingo 18 de Nisán y se encontró con el sepulcro abierto y vacío, y corrió a avisarle a Pedro y al otro discípulo (Juan 20:1-2).

 

4-     Pedro y el otro discípulo llegaron corriendo al sepulcro ante la notificación de lo visto por María Magdalena, y encontraron tal y como habían estado cuando ceñían el cuerpo de Jesucristo, pero ya sin el cuerpo los vendajes usados por Nicodemo cuando embalsamó el cadáver de Jesucristo. Éstos dos se retiran. María Magdalena iba detrás de ellos (Juan 20:3-10).


5-     PRIMERA APARICIÓN ESCRITA DE JESUCRISTO RESUCITADO: María Magdalena se quedó y se asomó al sepulcro; María Magdalena vió dentro del sepulcro a dos ángeles (a los que confundió con hombres), y al voltear hacia atrás se presentó ante ella Cristo Jesús, pero ella pensó que era el jardinero, y hasta que él le dijo: "¡María!" ella le reconoció. Entonces Cristo le pidió a ella que no lo tocara porque él aún no se presentaba (es decir, aún no había sido glorificado) ante Dios como las primicias (el primer fruto) de la resurrección de entre los muertos. Ésta primera aparición de Jesucristo resucitado sucedió unas 12 horas después de su resurrección (Juan 20:11-17).

 

6-     Jesucristo se presentó ante Dios como las primicias de la resurrección y al mismo tiempo como el único y definitivo Sacerdote viviente (eterno, por serlo según el orden de Melquisedec) que presenta la ofrenda; y ese mismo día los sacerdotes de Israel (temporal, por serlo según el orden de Leví) presentaban las primicias de la cosecha de la cebada (Juan 20:17, 1 Corintios 15:20 y 23, (Heb. 5:5-6)).

 

7-     María Magdalena fue a informarles a los discípulos que había visto a Jesucristo y lo que Jesucristo le había dicho, pero ellos no le creyeron (Mr. 16:10-11). 

 

8-     Como ni siquiera las otras mujeres le creyeron a María Magdalena, y como ellas tenían el plan de embalsamar el cadáver de Jesucristo, ya que José de Arimatea no lo había hecho, y cómo no se enteraron de que Nicodemo ya lo había hecho (el miércoles 14 de Nisán antes de la puesta del sol), entonces ellas compraron el material adecuado el viernes (que fue el único día de trabajo entre dos días de reposo de esos tres días que Jesucristo estuvo en el sepulcro, es decir, el 16 de Nisán), y ese domingo 18 de Nisán pretendían ungirlo, por lo tanto fueron al sepulcro (María Magdalena también las acompañó, este fue su tercer viaje al sepulcro en esa mañana). Al entrar al sepulcro se encontraron con un ángel, al que confundieron con un joven con largas vestiduras blancas, quien les dijo en Mr. 16:6-7: "No os asustéis; buscáis a Jesús nazareno, el que fue crucificado; ha resucitado [sido levantado], no está aquí; mirad el lugar en donde le pusieron. Pero id, decid a sus discípulos, y a Pedro, que él va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis, como os dijo" (de hecho, ningún apóstol ni discípulo fue a Galilea ese día porque no creían que Jesucristo realmente hubiera resucitado).Cuando esas mismas mujeres estaban a punto de salir del sepulcro, asombradas por lo que les dijo el ángel de las vestiduras largas, otros dos ángeles se presentan cerca de ellas y les dijeron: "¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive? 6 No está aquí, sino que ha resucitado [sido levantado]. Acordaos de lo que os habló, cuando aún estaba en Galilea, 7 diciendo: Es necesario que el Hijo del Hombre sea entregado en manos de hombres pecadores, y que sea crucificado, y resucite [anastenai] al tercer día". Hasta entonces ellas entendieron lo que había sucedido y fueron a notificarlo a los apóstoles y discípulos, pero tampoco les creyeron a ellas (Lc. 24:4-11).

 

9-     Algunos de los guardias que estaban cuidando el sepulcro fueron a informar a los líderes religiosos lo sucedido, y esos líderes religiosos los sobornaron, dándoles mucho dinero para que contaran una falsa historia de que los discípulos mismos se habían robado el cuerpo de Jesucristo, y ellos aceptaron este infame acuerdo (Mt. 28:11-15).

 

10-Al escuchar a las mujeres, aparentemente Pedro decidió ir de nuevo al sepulcro, pero esta vez el sólo (Lc. 24:12) [Éste versículo lo omiten la mayoría de los MSS].

 

11-SEGUNDA APARICIÓN ESCRITA DE JESUCRISTO RESUCITADO: En algún momento desde aquí y hasta antes de la aparición de Jesucristo a 11 de los apóstoles que estaban a puertas cerradas, Jesucristo se le apareció [ofté] a Pedro estando éste solo (Lc. 24:34, 1 Cor. 15:5).

 

12-TERCERA APARICIÓN ESCRITA DE JESUCRISTO RESUCITADO: Jesucristo se apareció a dos discípulos que iban hacia Emaús, siendo ésta la aparición más prolongada y más detalladamente descrita de ese primer día de la resurrección de Cristo, ellos regresaron a contarle al resto de los discípulos lo que habían visto y oído pero tampoco les creyeron a éstos dos (Lc. 24:13-35, v. 32: invisible (aphantos) se hizo de ellos Mr. 16:12-13 (en hetéra morfé)).

 

13-CUARTA APARICIÓN ESCRITA DE JESUCRISTO RESUCITADO: En la última aparición escrita en la Biblia de ese primer día de resurrección, Jesucristo se apareció a 11 apóstoles (faltaba Tomás, quien aparentemente había regresado a Galilea) y a otros discípulos que estaban a puertas cerradas y que estaban escuchando (aunque sin creer) a los dos que habían llegado de Emaús (Lc. 24:36-49, Jn. 20:19-24, Mr. 16:14).  


_________________________________________________________________________

 

Los últimos escritos acerca del primer día de la resurrección de Jesucristo:

 

A pesar de los maravillosos testimonios que se estaban relatando, ¿acaso creían los oyentes a cualquiera de ellos?, ¡No!. Esta verdad es adicionalmente declarada en el Evangelio de Marcos, referente a la misma situación.

 

MARCOS 16:12-13

12 Pero después apareció en otra forma a dos de ellos que iban de camino, yendo al campo. 13 Ellos fueron y lo hicieron saber a los otros; y ni aun a ellos creyeron.

 

Hace que uno se sorprenda lo que Dios tiene que hacer para convencer a la gente. Para este momento todos habían sido recordados que Jesús había dicho que él se levantaría. Todos habían oído hablar a otros acerca de la tumba vacía. Absolutamente no había excusa a la incredulidad de cualquiera de estos seguidores; y no solo la mayoría de los discípulos no creía, sino que ellos estaban también llenos de miedo.

 

JUAN 20:19a

Cuando llegó la noche [el atardecer] de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos...

 

Los discípulos reunidos habían cerrado las puertas por puro miedo. Ya habían estado María Magdalena, Simón Pedro, y ahora otros dos discípulos (los que habian estado en el camino a Emaús) clamando que el Cristo resucitado había sido visto. Aunque ninguno de los oyentes creía. A los discípulos se les habían dado instrucciones de ir a Galilea, pero ellos no habían hecho esto. Ellos estaban bastante encadenados por el temor y la incredulidad. Este fue el contexto en el cual Jesucristo hizo su próxima aparición. 

 

JUAN 20:19b

...estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros.

 

LUCAS 24:36-38

36 Mientras ellos aún hablaban [Cleofas y el otro discípulo] de estas cosas, Jesús se puso en medio de ellos, y les dijo: Paz a vosotros. 37 Entonces, espantados y atemorizados, pensaban que veían espíritu. 38 Pero él les dijo: ¿Por qué estáis turbados, y vienen a vuestro corazón estos pensamientos [razonamientos]?

 

MARCOS 16:14

Finalmente se apareció a los once mismos, estando ellos sentados a la mesa, y les reprochó su incredulidad y dureza de corazón, porque no habían creído a los que le habían visto resucitado. 

 

Los once de Mr. 16:14 deben de haber incluido tanto a Pedro como a Judas Iscariote, debido a que veremos que Tomás era el que no estaba presente para ver al Cristo resucitado [esto corresponde a los once de Lc. 24:33 "Y levantándose en la misma hora, volvieron a Jerusalén, y hallaron a los once reunidos, y a los que estaban con ellos"]

 

Junto con los once apóstoles, otros discípulos estaban también presentes. A pesar de la aparición de Cristo en medio de ellos cuando estaban tras puertas cerradas, a pesar de su exhortación a ellos de que tengan paz, ellos seguían llenos de miedo y no podían creer que era realmente él, Jesucristo, levantado de entre los muertos. ¿Qué tantas pruebas y confirmaciones necesitaban los discípulos?. Jesucristo primero reprobó su incredulidad y entonces dejo que le tocaran.

 

LUCAS 24:39-40

39 Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo. 40 Y diciendo esto, les mostró las manos y los pies.

 

JUAN 20:20

Y cuando les hubo dicho esto, les mostró las manos y el costado. Y los discípulos se regocijaron viendo al Señor.

 

Él tuvo que permitir que le observaran y le tocaran para convencerlos de que era realmente él. Ellos estaban confundidos y perplejos. Jesús tomó todas las medidas necesarias para convencerlos de su resurrección.

 

LUCAS 24:41-43

41 Y como todavía ellos, de gozo, no lo creían, y estaban maravillados, les dijo: ¿Tenéis aquí algo de comer? 42 Entonces le dieron parte de un pez asado, y un panal de miel. 43 Y él lo tomó, y comió delante de ellos.

 

Jesucristo demostró que él aún podía comer. Cuando Cristo regrese por nosotros de la Iglesia de Gracia, nosotros también adquiriremos un cuerpo como su cuerpo resucitado. Este cuerpo resucitado es un cuerpo del que conocemos muy poco, excepto por lo que podemos observar al leer sobre el cuerpo de Jesucristo antes de su ascensión.

 

LUCAS 24:

44 Y les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos.

 

Junto a la muestra de las marcas en su cuerpo y el comer con sus discípulos, Jesucristo les enseñó acerca de cómo él cumplió aquellas cosas escritas sobre él en los libros de Moisés, los Profetas, y los Salmos. Entre esas cosas se encontraban sus sufrimientos, su muerte, su resurrección, y su gloria. Su misión como el cordero de la Pascua ya había sido predicha en el Antiguo Testamento. Pentecostés estaba a 50 días de distancia, y fue acerca de esto que Jesucristo les iba a instruir a continuación.

 

JUAN 20:21-24

21 Entonces Jesús les dijo otra vez: Paz a vosotros. Como me envió el Padre, así también yo os envío. 22 Y habiendo dicho esto, sopló ["respiró hacia adentro", "inhaló", dice el texto] y les dijo: Recibid [lambano] el Espíritu Santo [espíritu santo]. 23 A quienes remitiereis los pecados, les son remitidos; y a quienes se los retuviereis, les son retenidos. 24 Pero Tomás, uno de los doce, llamado Dídimo, no estaba con ellos cuando Jesús vino.

 

Jesucristo les dio instrucciones específicas acerca de que hacer cuando el don de espíritu santo llegara a estar disponible. Ellos iban a comenzar a aspirar cuando el tiempo fuera ya cumplido. Entonces ellos recibirían (Griego lambano) el don de espíritu santo. Lambano significa recibir algo en evidencia o manifestación; en Pentecostés ellos aspiraron hacia adentro con profundidad y manifestaron el espíritu santo mediante el hablar en lenguas. En aquel mismo día Pedro llevaría a cabo las instrucciones dadas en Jn. 20:23 mediante ofrecer a la gente el camino de Dios para recibir remisión de pecados [Hch. 2:38 "Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón [remisión] de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo"].

 

El versículo 24 de Jn. 20 declara que Tomás no estaba presente. Sin embargo, Mr. 16:14 y Lc. 24:33 nos dicen que 11 de los apóstoles estaban en esta aparición. 

 

Muchos han declarado que Judas se había suicidado para este momento o había sido expulsado del grupo para este momento. Esto también son falsas conclusiones. Ya que solamente Tomás estaba ausente, Judas estaba allí con los once el día 18 de Nisán, según se registra en Mr. 16:14. La Palabra de Dios claramente muestra que después de la resurrección, Jesucristo aceptó a Judas de nuevo. ¿Acaso nosotros le habríamos perdonado a Judas Iscariote hasta ese grado?. ¡Qué manera de perdonar la de Jesucristo!.


Search
Site friends
  • Create your own site
  • Copyright MyCorp © 2016
    Alojamiento web gratis - uCoz