Personal site - Costumbres de Roma 2
Lunes, 2016-12-05
My site
Site menu
Statistics

Total en línea: 1
Invitados: 1
Usuarios: 0
Login form
Catadores de la Palabra en Google+

Parte 1

ESTUDIO ACERCA DE ALGUNAS DE LAS COSAS DE ROMA Y SUS COSTUMBRES
(Parte 2)


¿Acaso nunca nos hemos preguntado porqué en esta y en las otras epístolas específicamente dirigidas a los miembros renacidos de la Iglesia de Cristo no se incluye nunca el ministerio personal e individual de "sacerdote"?... Es decir, Cristo sigue vivo, Cristo es el único sacerdote que necesitamos, y él nunca más vuelve a morir, por lo que no hay necesidad alguna de más sacerdotes en esta era de gracia, ni de sacerdotes Levitas ni de ningún otro tipo. Un santo creyente me ha señalado recientemente en un interesante e-mail que el Apóstol Pedro se ha referido en dos ocasiones a los que fueron antes judíos, pero que por haber creído en el Señor Jesucristo, ahora son miembros del Cuerpo de Cristo ("Pedro, apóstol de Jesucristo, a los expatriados de la dispersión (de la "diáspora") en el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia, elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sean multiplicadas", 1 PEDRO 1:1-2), como "...linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia." (1 Pe. 2:9-10) y "Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas para Dios escogida y preciosa, vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo." (1 Pe. 2:4-5). Así que "sacerdote" es Cristo, tanto el Cristo mismo Resucitado, como el Cuerpo de Cristo sobre la tierra, es decir, el Cuerpo de Cristo EN SU CONJUNTO, el cual consiste de todos los miembros espirituales Renacidos que integran dicho Cuerpo de Cristo, siendo Cristo mismo la cabeza de tal Cuerpo espiritual (y no el "vicario" o representante de Cristo en Roma, ¡Si Cristo mismo sigue y seguirá por siempre vivo, y Cristo es la única Cabeza de Su Iglesia (del Griego Su Ekklesia, los por él llamados), la cual es su cuerpo!).

 

En toda la Biblia no existe término alguno que se asemeje al de Papa, o "el padre de los padres”, a quien también se le llama: el "sumo pontífice” (pontifex maximus), que significa constructor de puentes, es un título que era aplicado solamente a los paganos emperadores romanos, por ejemplo, los Césares romanos eran los pontifex maximus.

 

Y tiempo me faltaría para decir que la Misa carece de sustento bíblico, que no es celebrar la santa comunión que Cristo nos enseñó comer la hostia, también llamada por el catolicismo romano eucaristía (acción de gracias), cuya palabra griega en toda la Biblia no tiene relación alguna con el pan de la santa comunión que Cristo nos enseñó. Cristo daba públicamente gracias a Dios. Usando la palabra griega podríamos decir que Cristo le daba la eucaristía a Dios siempre que comía y esta costumbre fue lo que les permitió a los dos discípulos en Emaús reconocer a su Amado Maestro, el Cristo Resucitado. La santa comunión, según Cristo, debe de incluir el pan y el vino, y aún más, debe de incluir un entendimiento minucioso de cada una de las cosas representadas, el pan y el vino: su cuerpo partido representado en el pan es para nuestra sanidad física completa y si creemos esto, podemos sanar de CUALQUIER ENFERMEDAD en el momento mismo de comer el pan, conmemorando por nosotros mismos el sacrificio de Jesucristo aún en nuestras propias casas, recordando la ofrenda de su cuerpo para que nosotros tuviéramos salud física. El vino representa el perdón de nuestros pecados obtenido también por el sacrificio de Jesucristo. El perdón de pecados es lo único que el catolicismo enfatiza en este punto, desconociendo el poder sanador del pan en la santa comunión. Irónicamente, por cuestiones económicas y administrativas, el catolicismo suprime la administración del vino, que nos recuerda el perdón de pecados, en sus masivas ceremonias mientras que deja una versión distorsionada del pan sin explicar que el pan representa la sanidad de nuestro cuerpo.

 

Jesucristo JAMÁS señaló que solamente "manos consagradas deberían de celebrar esta santa comunión" (y esta es la supuesta razón de ser de los sacerdotes romanos, sus famosas "manos consagradas", lo cual como ya vimos carece totalmente de fundamento bíblico. Ni una sola escritura bíblica habla de la necesidad de "manos consagradas", por tanto, no se dejen engañar un sólo momento más, oh amados hermanos de Cristo), lo que importa en ese momento no son "las manos del que conmemora", lo que realmente importa es el recordar con precisión el significado del pan y del vino, y cualquiera lo puede conmemorar ("acerquémonos con plena confianza a las cosas de Dios", ¡que nadie pisotee nuestros derechos como hijos de Dios!).

 

El pan y el vino no son "transubstanciados", es decir, según los falsos dogmas Romanos, ellos imponen que el pan y el vino son "realmente" transformados en el cuerpo y en la sangre de Cristo, pero esto también es paganismo puro. El pan y el vino son "EN MEMORIA" de Cristo (quien dijo: "haced esto en memoria de mí") y siguen siendo el mismo pan y el mismo vino, de ninguna manera se transforman en las partes físicas de Cristo mismo. Cristo dijo "Yo soy la puerta, nadie viene al Padre (nadie viene a Dios) sino por medio de mí", Cristo también dijo: "Este pan es mi cuerpo que será entregado (partido) por vosotros" y "este vino es mi sangre que será derramada por vosotros", y al final claramente señaló, "haced esto en memoria de mí todos los días que comiéreis este pan y bebiéreis este vino". ¿Era Jesucristo literalmente una puerta?, ¿era el cuerpo de Jesucristo literalmente pan y su sangre literalmente vino?, y si Roma en su analfabetismo ignoró la diferencia entre una figura literaria usada en el lenguaje de Jesucristo y la realidad misma de las cosas, ¿vamos nosotros a seguirla en este juego de control, dominio e ignorancia?... ¿Acaso un creyente renacido del espíritu santo, con Cristo mismo dentro de él incondicionalmente y durante toda su vida, necesita "comer de nuevo el cuerpo y beber de nuevo la sangre misma de Cristo"?, NO, de ninguna manera. Pero si Roma no enseña a renacer a sus hijos para que lleguen a tener a Cristo dentro de ellos (Colosenses 1:27), mucho menos les explica la verdad de las escrituras, sino que Roma se esfuerza por mantener sus mentiras, las cuales ya han sido elevadas sin posible marcha atrás al nivel de "dogmas". Oh, amado de Dios que lees esto, ¿acaso seguirás permitiendo estos engaños para toda tu vida?... su sangre derramada representada en el vino es para recordar la remisión de pecados que recibimos cuando renacimos, así mismo nos recuerda el perdón de nuestros pecados que seguimos recibiendo de parte de Dios cada día de nuestras vidas. El pan como ya se señaló, representa el cuerpo de Jesucristo que fue partido por nuestra sanidad física. Este importante punto de sanidad física al comer el pan en la santa comunión no se enseña en las doctrinas de Roma porque deliberadamente se ignora o no es creído.

 

En lugar de exponer verdades Bíblicas que son para la sanidad de nuestros cuerpos físicos, los líderes de la religión asentada en Roma promueven mentira. Esto aunado a una horrible idolatría en la que el pueblo borracho e ignorante hace largas peregrinaciones paseando a un ídolo con actos de auto-tortura y auto-flagelación absolutamente destructivos e innecesarios. Recientemente un viejo Papa con rosario en mano santificó a un personaje de dudosa existencia quien supuestamente fuera central en las apariciones de la "Virgen de Guadalupe" en México, acto con el que se siguen promoviendo más y más estas idolatrías. El Papa y sus huestes no tienen interés en promover la detallada lectura y estudio de la Biblia, prefieren poner su sello de aprobación en fábulas de engaño e idolatrías añejas.

 

Eucaristía como se ha señalado significa "acción de gracias", pero esta palabra no tiene relación alguna con EL PAN MISMO en la genuina santa comunión que Cristo nos enseñó a conmemorar. El pan representado en Roma con un blanco círculo de harina se usaba entre los paganos "como un sol" en las ofrendas "a la reina del cielo". No hay tal "reina del cielo" haciendo "milagros" en Fátima o en Medugorie, o en cualquier otro lugar. Satanás y sus huestes de demonios se aprovechan de la ignorancia propugnada y propagada por Roma para disfrazarse de "la reina del cielo", del "ángel de luz", "de ovnis y extraterrestres" o de "los parientes que han muerto", en las reuniones espiritistas (o "espiritualistas"). Recordemos que el Diablo y sus demonios son los mejores falsificadores que existen. Pero nadie, por importante que se sienta puede excluir la conmemoración del vino, si es que de veras se desea recordar la santa comunión que Cristo mismo nos enseñó con sus dos componentes: el pan y el vino. Y otra cosa, el celibato (castidad, o abstención de todo contacto sexual con la mujer) como una obligación para llegar a ser ministro de Jesucristo es una idea TOTALMENTE ajena a los evangelios. Mientras más personas sirviendo al Dios vivo y verdadero en el nombre de Jesucristo, su hijo, existan, mucho mejor, sean hombres o mujeres, casados o solteros... la obligación del celibato o castidad entre el liderazgo del catolicismo los ha llevado a infinidad de escondidos actos de fornicación (sexo con mujeres solteras), adulterio (sexo con mujeres casadas), homosexualidad (actividad sexual con personas del mismo sexo, incluso entre monjas o sacerdotes y/o seminaristas), abuso sexual de niños (el más denigrante acto sexual, por el cual mejor les sería colocarse una rueda de molino al cuello y suicidarse arrojándose al mar que abusar de uno sólo de estos pequeños...) Los santos que nos pueden ayudar de acuerdo a la Biblia son los creyentes renacidos que viven aquí y ahora sobre la tierra, cada uno de nosotros llega a ser santo según Dios, en el momento mismo en el que Confiesa con su boca que Jesucristo es el Señor y cree en su corazón que Dios resucitó a Jesucristo de entre los muertos. Y aún más, cada uno de nosotros que hemos renacido del espíritu de Dios y que ¡somos santos para con Dios!, ¡nosotros que también somos ya santos según la opinión de Dios, podemos ayudar a otros a renacer del espíritu santo para que ellos también lleguen a ser santos como nosotros! (es decir, ayudar a otros a ser santos por la gracia de Dios y no por obras). Cualquiera puede ser santo al renacer por gracia del espíritu santo de Dios, el cual es su Don, para que todos los que creen puedan ser PLENAMENTE LLENOS con el poder de Dios.


Sobre el hablar en lenguas, una manifestación del espíritu santo que mora en nosotros

 

CONTRASTANDO LA VERDAD DE LA BIBLIA CON LAS DOCTRINAS DE ROMA

 

          Al igual que en la parte anterior, quisiera señalar que tan sólo se pondrán algunos ejemplos. Quisiera señalar que se ha elegido al imperio de Roma simplemente porque es la religión pagana que alega haber incluido algunas cosas de la Biblia en sus prácticas y en sus terminologías, tales como la primera y/o la segunda lectura en todas sus misas y la lectura de una porción de los 4 evangelios. Pero una cosa es leer y otra cosa muy diferente es EXPLICAR lo leído para que la gente ENTIENDA. Una cosa es leer un fragmento de la Biblia y otra es JUNTAR otras escrituras que hablan de lo mismo para que la gente COMPRENDA. Una cosa es leer sin el espíritu santo de Dios en los que leen y en los que escuchan ("y el aburrimiento y las voces muertas y sin entusiasmo se escuchan desde quebradas bocinas...”), y otra TOTALMENTE diferente es leer y explicar con el espíritu santo dentro de los que ENSEÑAN la Biblia y nada más que la Biblia, es decir, transmitir el entendimiento de "La Palabra de Dios" escrita y nada más.

 

          Ahora, pudiera darse el caso de líderes en esa religión romana muy sinceros y muy entregados, pero hay que recordar siempre que no por ser sinceros automáticamente se convierten en verdaderos expositores de la verdad. Peor aún, un equivocado muy sincero conmueve y se convierte en alguien muy engañoso (quisiera dar nombres y casos específicos actuales del profundo daño causado por las doctrinas y los ministros de Roma, pero por el Amor de Dios que he señalado al principio, prefiero abstenerme y seguir enunciando tan sólo el principio general de error en las doctrinas de Roma, seguro estoy de que cada uno de los que leen que han estado involucrados con esas doctrinas erróneas conocen de estas situaciones). Es decir, el error convence si es que nunca hemos estudiando la Palabra de Dios. Pero veamos un par de ejemplos a seguir:

 

HECHOS 17:11 "Y éstos (los judíos que moraban en Berea) eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así. 12 Así que creyeron muchos de ellos, y mujeres griegas de distinción, y no pocos hombres”.

 

1 TESALONICENSES 2:13 "Por lo cual también nosotros sin cesar damos gracias a Dios, de que cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes”.

 

          Aquí se pondrán tan sólo algunos ejemplos, es responsabilidad de cada uno de nosotros explorar más detalles y más escrituras para comprobar si estas cosas son así. Por lo tanto leer y recordar constantemente las escrituras, recordar constantemente la Palabra de Dios:

 

1-     1-     Es falsa la "infalibilidad del Papa”, es un error la existencia de "los dogmas” y no es necesaria la "confesión con los sacerdotes”

 

Algunas Escrituras Bíblicas:

 

NÚMEROS 23:19 "Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta”.

 

SALMO 101:7b "El que habla mentiras no se afirmará delante de mis ojos”.

 

SALMO 116:11b "Todo hombre es mentiroso”.

 

PROVERBIOS 19:9 "El testigo falso no quedará sin castigo,

Y el que habla mentiras perecerá”.

 

GÁLATAS 2:11 "Pero cuando Pedro vino a Antioquía, le resistí cara a cara, porque era de condenar. 12 Pues antes que viniesen algunos de parte de Jacobo, comía con los gentiles; pero después que vinieron, se retraía y se apartaba, porque tenía miedo de los de la circuncisión”.

 

COLOSENSES 2:8 "Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo”.

 

1 JUAN 1:9 "Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”.

 

2-     2-     Es una mentira la "santísima trinidad”, es falso que "Jesucristo es Dios” y es falso que "María fue siempre virgen, falso que ella es la mediadora ("mediatrix”) (o como otros prefieren decir "intercesora”) y falso que es co-redentora de los hombres, falso que es la madre de Dios, falso que fue concebida sin pecado, falso que ascendió al cielo y falso que es la reina del cielo” (sobre otros detalles acerca de las mentiras con las que han rodeado a la María que verdaderamente de parte de Dios fuera considerada bendita entre todas las mujeres, ver al final de estas referencias).

 

1 TIMOTEO 2:5 "Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre”.

 

HECHOS 4:9 "Puesto que hoy se nos interroga acerca del beneficio hecho a un hombre enfermo, de qué manera éste haya sido sanado, 10 sea notorio a todos vosotros, y a todo el pueblo de Israel, que en el nombre de Jesucristo de Nazaret, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de los muertos, por él este hombre está en vuestra presencia sano. 11 Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo. 12 Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos”.

 

1 CORINTIOS 11:3 "Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo”.

 

JUAN 14:12 "De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. 13 Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. 14 Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré”.

 

MATEO 12:46 "Mientras Jesús aún hablaba a la gente, he aquí su madre y sus hermanos estaban afuera, y le querían hablar. 47 Y le dijo uno: He aquí tu madre y tus hermanos están afuera, y te quieren hablar. 48 Respondiendo él al que le decía esto, dijo: ¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos? 49 Y extendiendo su mano hacia sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. 50 Porque todo aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y hermana, y madre”.

 

LUCAS 11:27 "Mientras Jesús decía estas cosas, una mujer de entre la multitud levantó la voz y le dijo: Bienaventurado el vientre que te trajo, y los senos que mamaste. 28 Y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios, y la guardan”.

 

MATEO 19:16-17a "Entonces vino uno y le dijo: Maestro bueno, ¿qué bien haré para tener la vida eterna? 17 Jesús le dijo: ¿Por que me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios”.

 

JUAN 14:28 "Habéis oído que yo os he dicho: Voy, y vengo a vosotros. Si me amarais, os habríais regocijado, porque he dicho que voy al Padre; porque el Padre mayor es que yo”.

 

JEREMÍAS 7:16 "18 Los hijos recogen la leña, los padres encienden el fuego, y las mujeres amasan la masa, para hacer tortas a la reina del cielo y para hacer ofrendas a dioses ajenos, para provocarme a ira. 19 ¿Me provocarán ellos a ira? dice el Dios eterno, Jehová. ¿No obran más bien ellos mismos su propia confusión?”

 

1 CORINTIOS 15:20 "Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. 21 Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. 22 Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados. 23 Pero cada uno en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los que son de Cristo, en su venida. 24 Luego el fin, cuando entregue el reino al Dios y Padre, cuando haya suprimido todo dominio, toda autoridad y potencia. 25 Porque preciso es que él reine hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies. 26 Y el postrer enemigo que será destruido es la muerte. 27 Porque todas las cosas las sujetó debajo de sus pies. Y cuando dice que todas las cosas han sido sujetadas a él, claramente se exceptúa aquel que sujetó a él todas las cosas. 28 Pero luego que todas las cosas le estén sujetas, entonces también el Hijo mismo se sujetará al que le sujetó a él todas las cosas, para que Dios sea todo en todos”.

 

2 TIMOTEO 1:6 "Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos. 7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”.

 

JUAN 10:31 "Entonces los judíos volvieron a tomar piedras para apedrearle. 32 Jesús les respondió: Muchas buenas obras os he mostrado de mi Padre; ¿por cuál de ellas me apedreáis? 33 Le respondieron los judíos, diciendo: Por buena obra no te apedreamos, sino por la blasfemia; porque tú, siendo hombre, te haces Dios. 34 Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra ley: Yo dije, dioses sois? 35 Si llamó dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada), 36 ¿al que el Padre santificó y envió al mundo, vosotros decís: Tú blasfemas, porque dije: Hijo de Dios soy? 37 Si no hago las obras de mi Padre, no me creáis. 38 Mas si las hago, aunque no me creáis a mí, creed a las obras, para que conozcáis y creáis que el Padre está en mí, y yo en el Padre. 39 Procuraron otra vez prenderle, pero él se escapó de sus manos”.

 

JUAN 1:18 "A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer”.

 

Notas adicionales:

 

Respecto a que Jesucristo no es Dios existe una infinidad de escrituras claras y sencillas que se pueden estudiar. Es la teología humana compleja y confusa, el uso de múltiples terminologías ajenas a las presentadas en la Biblia, son las previas filosofías paganas y son las suposiciones, es decir, que se asumen muchas cosas premeditadas en lugar de leer las sanas escrituras por sí mismas, lo que ha llevado a la confusión, hasta el punto de establecer fábulas y doctrinas vanas, como lo es el "dogma” de la "trinidad” o que "Jesucristo es Dios”, cuando no lo es. Se dan más referencias a ser buscadas por el estudioso de la Biblia: "la frase "hijo de Dios”, referente a Jesucristo en la Biblia se encuentra en más de 50 lugares, la frase "dios hijo” no se encuentra en ningún lugar en ninguno de los textos más antiguos. Aquí "el orden de los factores SÍ altera el producto”. Es responsabilidad del estudioso de la Biblia buscar estas referencias. Leer también Mt.11:27, Mc.13:31-32, Lc.22_42, Jn.5:26, Jn.5:30, Jn.17:1, Ef.1:15-17, Heb.1:5, 1Jn.2.23, 2Jn3, 2Jn9. Existen muchas otras referencias que si leemos más y más las escrituras de la Biblia, serán cada vez mejor comprendidas. El principio usado aquí es que "la abundancia de escrituras claras establece el principio para entender cada vez mejor las escrituras difíciles de entender, las cuales son bastante pocas”. La mayoría de los líderes religiosos han hecho justamente lo opuesto: han tomado las mínimas escrituras poco claras y han eliminado la abundancia de escrituras claras para entonces poder establecer sus propias filosofías, doctrinas, concilios, dogmas y religiones, en vez de permitir que la Palabra de Dios hable por sí misma. Para algunos aspectos acerca de los orígenes de estas vanas filosofías de hombres, revisar el interesante libro histórico: "When Jesus Became God: The Epic Fight over Christ's Divinity in the Last Days of Rome, by Richard E. Rubenstein", Harcourt Brace, 288 pages (August 1999). Para leer el editorial, así como muchos otros comentarios sobre este libro, acudir a:


When Jesus Became God. Richard E. Rubenstein. 1999. Harcourt. 267 pp.

 

Por otro lado, María pareciera ser el centro emocional de las creencias de muchos de los afiliados a Roma (para mí lo era, antes de que yo conociera mi salvación en Cristo), como la Trinidad lo es también para ellos así como para muchos de los así tildados protestantes cristianos. A todos ellos les pregunto:

 

¿Dijo Dios que debíamos de creer en María como "nuestra señora” para ser salvos?, NO, ¿dijo acaso Dios que debemos de creer en una "santísima trinidad” para ser salvos?, NO, finalmente, ¿acaso dijo Dios que debemos de creer que Jesucristo es Dios para ser salvos?, NO. Entonces, ¿qué fue lo que dijo Dios?

 

Lo que dice en la Palabra de Dios es:

 

Romanos 10:9

 

"Que si confesares con tu boca que JESÚS ES EL SEÑOR y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de entre los muertos serás SALVO”

 

Si creemos esto con todo nuestro corazón y se lo confesamos a Dios plenamente convencidos, desde este mismo instante nosotros somos salvos y tenemos toda la vida eterna por delante. ¿Acaso no somos capaces de ver claramente la distinción que se hace en esta escritura de Jesucristo siendo nuestro Señor y de Dios siendo el proveedor o la fuente del Poder que resucitó a Jesucristo nuestro Señor?. Si la Biblia hace una clara diferencia, ¿quén es aquel que la subestimará para establecer sus confusas doctrinas?. Somos hechos hijos de Dios desde ahora mismo y somos santos a partir de este mismo instante, y ni todo el infierno junto nos podrá separar de esta nuestra salvación por gracia, de este inmenso amor de Dios para con nosotros. Otras escrituras que muestran claramente la distinción entre Dios y Cristo son aquellas en las que Jesucristo mismo dijo: "Pídanle a MI PADRE EN MI NOMBRE" (Jn. 14:12-14, 26; Jn. 16:16, 23-24, 26) o cuando Pablo dice: "hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él" (Col. 3:17; Ef. 1:20; Fil. 2:10-11), y también en 1 Jn. 3:23; 1 Jn. 5:13; Jn 3:16. Otra poderosa escritura de la Palabra de Dios que nos muestra que existe una gran diferencia entre Dios, nuestro Padre, y Jesucristo, nuestro hermano mayor, es la que nos explica que somos HEREDEROS de DIOS y CO-HEREDEROS con CRISTO

 

Romanos 8:16-17

 

"El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.”

 

 

Calificativos que se le dan a María en las letanías del anti-bíblico rezo del mal llamado "santo rosario”, también son falsos: "puerta del cielo”, "salud de los enfermos”, "estrella de la mañana”, "refugio de los pecadores”, "consuelo de los afligidos”. Algunos de estos términos corresponden legítimamente a Jesucristo, pero NO a su madre. Otros términos que se mencionan no tienen aplicación a ella tampoco: "arca de la alianza”, "torre de David”, etc...

 

Al momento de recibir la noticia de parte de Dios de que ella sería la madre de Jesucristo, María creyó la Palabra de Dios con todo su corazón. De hecho ella fue la única que le creyó a Dios para ser la madre de Nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Su prima Elizabeth le dijo a María: "Dichosa tú que creíste”.

 

El ángel Gabriel le dijo a María: "Bendita tú entre las mujeres, llena eres de gracia” (pero jamás nos dijo: "a ver todos, repitan estas palabras conmigo: "Dios te salve...”, NO!, eso es contrario a las enseñanzas acerca de la oración que tenemos en la Biblia: orar con nuestro entendimiento, con palabras que emanan de nuestro propio corazón y orar en el espíritu, por medio de nuestro constante hablar en lenguas, 1 Cor. 14:15). Pero esto es muy diferente a toda una doctrina engañosa que ensombrece la obra de Jesucristo y enaltece con mentiras a alguien que como el resto de los apóstoles, "duerme hasta la segunda venida de Jesucristo POR nosotros; es decir, cuando Cristo venga por todos los miembros de su cuerpo. Los miembros del cuerpo de Cristo somos los que le hicimos a Jesucristo el Señor de nuestras vidas”. María misma necesitó hacer a Jesucristo el Señor de su vida para recibir su salvación y para manifestar el espíritu santo dado por Dios a los hombres para que éstos fueran salvos.

 

En la Biblia jamás se menciona que María es "nuestra señora”. De entre todos los hombres que han pisado este planeta tierra, un sólo Señor tenemos, y éste es el Cristo Jesús resucitado. También, el único resucitado de entre los muertos que está a la diestra de Dios es Jesucristo. Aún los grandes hombres del pasado como Enoc, Elías o Moisés, murieron y duermen también hasta la segunda venida de Jesucristo CON todos los miembros de su cuerpo, entonces el resto de la humanidad será resucitado de entre los muertos y con nuestra ayuda, todos los seres humanos, además de los ángeles (que pecaron), serán juzgados. Sobre estos grandes creyentes del pasado leemos en Hebreos 11:

 

13 "Conforme a la fe murieron todos éstos sin haber recibido lo prometido, sino mirándolo de lejos, y creyéndolo, y saludándolo, y confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra”... 39 Y todos éstos, aunque alcanzaron buen testimonio mediante la fe, no recibieron lo prometido; 40 proveyendo Dios alguna cosa mejor para nosotros, para que no fuesen ellos perfeccionados aparte de nosotros”.

Search
Site friends
  • Create your own site
  • Copyright MyCorp © 2016
    Alojamiento web gratis - uCoz